theCookInMe

recetas e historias

7 Ideas Para Aprovechar Mejor El Espacio

Hace poco más de un mes me mudé a (otra) habitación de estudiantes. Ahora tengo muchas más cosas que cuando me mudé inicialmente a Holanda. Es natural: donde vivía estaba amoblado y ahora tengo mis propias cosas. En los días que pasé intentando buscarle un lugar a cada cosa (soy maniática con esto), se me ocurrieron varios trucos, algunos que había visto en Internet y otros que simplemente aparecieron como el bombillito sobre la cabeza. Tal vez haya mejores formas de hacerlo pero, entre otras cosas, aquí no puedo hacer modificaciones mayores. Además, invertí muy poco dinero en esto : )

Sin más, aquí están las 7 ideas para aprovechar mejor el espacio:

1. Cuelga cestas en barras de cortinas

Cestas colgadas en barra

En este caso, la barra ya estaba instalada (pero existen algunas que se sostienen sólo con tensión y no hace falta hacer modificaciones mayores) y necesitaba aprovechar el espacio sobre la nevera así que se me ocurrió colgar unas cestas que ya tenía. Al principio lo había hecho con tirro (soy la chica tirro, todo lo quiero resolver con eso jaja) pero había comenzado a ceder así que compré un juego de aros para cortina de baño. Claro que para esto necesitas unas cestas que tengan huecos o asas para poder colgarlas.
Las cestas me costaron 0.99 euros c/u y los aros 2.50 euros por 12. Nada mal, ¿no?

2. Aprovecha el espacio vertical para secar la ropa

Tendedero

Donde vivo ahora no tengo balcón ni patio ni lugar donde colgar la ropa cuando lavo (y tampoco hay secadora). Donde vivía antes había un tendedero como este. Pensé que comprar el mismo pero teniendo tan poco espacio y sin poder instalar algo permanente, opté por esta opción: es un tendedero que se cuelga sobre la puerta. Aquí lo hago en la puerta del baño porque es donde está el extractor pero puede ser en cualquiera. Así la ropa se seca más rápido y puedo seguir usando el espacio sin tener que mover el tendedero atravesado :) El tendedero que tengo costó unos 6 euros.

3. Algunas cosas tienen más de un uso

Servilletero

Usaba esto como servilletero (su uso real) hasta que encontré este y lo amé con locura. Así que, ¿qué hacer con el viejo? Un día estaba organizando la alacena y vi el servilletero vacío al lado de los envases de vidrio y algo hizo click en mi cabeza. Ahora tengo el servilletero con mis envases de vidrio con frutos secos para mis meriendas en mi repisa.
Un servilletero como este cuesta unos 2 euros.

4. Utiliza archivadores para guardar cosas de distintos tamaños

Archivadores por detrás

Archivadores

No sólo se ve mejor sino que es mucho más fácil sacar o guardar lo que necesitas. Hay archivadores de distintos materiales, los más económicos son de cartón como los míos y si no consigues donde comprarlos, también los puedes hacer, hay muchos tutoriales y plantillas gratis. Además, no tienen que ser libros o revistas necesariamente, yo guardo otras cosas.
Un juego de 5 archivadores de cartón cuesta 1.50 euros, así que gasté 3 euros en total.

5. Utiliza ventosas

Ventosas
Ventosas

Las ventosas o chupones son súper útiles cuando no se pueden abrir huecos en la pared y lo que se quiere colgar no es muy pesado. En este caso, quise aprovechar para colgar mis textiles de cocina al lado de mi nevera (la cocina compartida es un desastre) y también para sostener el papel higiénico en el baño. Se me acaba de ocurrir que en la nevera también serviría un imán con gancho.
Un juego de 8 ventosas me costó 1 euro.

6. Aprovecha el espacio debajo de la cama

Debajo de la cama

¿Qué hay debajo de tu cama? ¿Nada? ¿Sucio? ¿Tu gato? ¿Un desastre? Ahora que me mudé tuve que invertir en varios muebles pero aún no fue suficiente para acomodar todo así que decidí aprovechar el espacio debajo de la cama. Sólo necesitas cajas que no excedan los 12 cm de alto para camas bajas como la mía. Es preferible que sean de plástico porque si son de cartón puede ser una receta para el desastre si se derrama algún líquido cerca. Hay algunas cajas que tienen ruedas y es mucho mejor si quieres guardar algo que usarás con frecuencia.
Las cajas para debajo de la cama que yo compré me costaron 9.99 euros.

7. Reutiliza, organiza

Reutilizar

Confieso que soy MUY ordenada pero no siempre lo fui. Las gavetas en mi casa en Maracaibo son un desastre. Desde que vivo sola he reutilizado latas, cajas, envases para organizar las gavetas por dentro. También he invertido en unos juegos de cajas de cartón y tela para el clóset. Es mucho mejor que simplemente meter cualquier cosa o intentar que se mantengan en orden dentro de la gaveta. Muchas cosas tienen potencial como las latas de galletas, las cajas de zapatos, etc.

Comments