theCookInMe

recetas e historias

Venezuela, 14 De Abril De 2013

#YoSoyVenezolano

Aquí no hubo pueblo derrotado. La ventaja de aquel bando fue evidente y descarada. Uso del dinero público, de los medios de comunicación públicos (y hasta los privados), de todos los recursos del Estado, la manipulación del pueblo, el uso de la figura de Chávez hasta decir basta y absolutamente todos los poderes parcializados de su lado, además de las innumerables denuncias de abusos que hubo. En Venezuela hace rato se borró la línea que DEBE haber entre Estado y el partido de gobierno con la mayoría. Pero con este resultado, ¿ellos se pueden llamar mayoría? No. Estamos divididos a la mitad.
Si se revisan los números, podemos darnos cuenta de muchas cosas, entre otras, de todo lo que nosotros crecimos y todo lo que ellos se han derrumbado. Ayer, por última vez ganó Chávez, no Maduro. Pero Chávez no está y su recuerdo no se sostendrá por mucho tiempo, como tampoco lo hará la situación del país. Ése será el detonante.
También nos podemos dar cuenta de que Capriles sumó una cantidad de votos importante que el otro bando perdió. Realmente, dejó el pellejo y logró convencer a muchos que si bien creían en Chávez, saben que ya no está y se sumaron al cambio. Y esto a punta de esfuerzo y de palabra, ofreciendo una opción respaldada por su preparación y no a punta de amenazas, manipulación y el recuerdo del difunto.
Aunque el resultado sea tan dudoso, no creo que cambie con las auditorías. Ellos no son más, simplemente tienen más poder en este momento, en la figura de los enchufados. A esos 235.000 hermanos que hacen la diferencia (y serán menos una vez se contabilicen los votos del exterior), Capriles los habría convencido en una semana más, o tal vez estarían de nuestro lado de haberse respetado las reglas del juego. ¿Cómo saber si el voto asistido en el municipio Mara en el Zulia, por ejemplo, es legítimo y no una manipulación a los indígenas? ¿Cómo saber que la misma estrategia ilegal del voto asistido no afectó la elección de empleados públicos?
El periodista @jurbina comenta en su cuenta de Twitter la posible correlación entre los números obtenidos por el bando oficialista y la cantidad de denuncias de abusos reportados. Los números relatan una historia que debe ser contada tomando en cuenta todo el contexto.
El tiempo es fundamental en este juego. Hasta a Bolívar le tomó tiempo lograr la independencia. No podemos pretender cambiar en un mes lo que ellos han venido sembrando en 14 años, pero ya dimos el paso más importante, el más decisivo: el primero. Ya demostramos que somos muchos, que estamos unidos, que si nos organizamos podemos lograrlo. Que, a pesar de tenerlo todo en contra, ahí estaremos haciendo resistencia hasta que la verdad gane.
Ahora más que nunca, debemos mantenernos en pie de lucha, fortaleciendo las redes que se construyeron para estas elecciones. ¿Se dieron cuenta de todo lo que podemos lograr si nos organizamos? El trabajo de los movilizadores fue fundamental, pero no podemos dejarlo allí. Así es como podemos lograr que el país avance, desde abajo, con la colaboración de cada quien.
Se vienen tiempos oscuros, donde seguiremos teniendo todo en contra, incluso la única ventana mediática que quedaba pero tenemos la ventaja de vivir en estos tiempos. Que las redes sociales nos sirvan para denunciar la verdad, para organizarnos, para seguir luchando. Ya hemos visto cómo las redes le han devuelto el poder a la gente en otros países, aún cuando quienes tienen el poder pretenden desconectarlos.
Hoy más que nunca me siento venezolana, hoy más que nunca siento a mi Patria en el corazón. Hoy más que nunca estoy convencida de que Henrique Capriles es nuestro representante, pero no porque él sea “mejor” que los demás sino porque propone soluciones y ha probado, una y otra vez, querer servir a Venezuela.

Ahora sueño con poder hacer Patria donde nací. Me toca hacer Patria en otro lado, mientras tanto.

Comments